Cuatro consejos para cuidar las pantallas LED

led-puertolibre-ecuador

Las pantallas LED han conquistado gran presencia en los hogares. Este tipo de dispositivos muestra las imágenes a través de una red de diodos emisores de luz o ledes, una palabra ya reconocida por la Real Academia Española. Un dato interesante es que LED es una sigla que se construye a partir de los términos en inglés Light Emitting Diode.

Disfrutar de estas pantallas en el hogar implica una inversión importante por parte de los bolsillos de las familias. Por eso, en este artículo nos detendremos en cuatro simples consejos para que ofrezcan la máxima calidad en el mayor tiempo posible.


Lamentablemente los diodos se desgastan y disminuyen la emisión de luz. En términos generales, los expertos concuerdan que el fin de la vida útil se alcanza cuando el televisor ofrece la mitad de su luminosidad original. En ese momento se afecta seriamente la calidad de la experiencia para el usuario. En términos de cantidad de horas encendido, la vida útil promedio podrá variar entre 50.000 y 120.000 horas, dependiendo de la calidad de los componentes. Se sugiere preguntar sobre este punto durante el proceso de compra.

A continuación, los consejos para cuidar el televisor LED y disfrutar buena calidad de imagen durante el mayor tiempo posible:

1) Ajustar el brillo y contraste

Mantener los niveles de contraste y de brillo al máximo reduce drásticamente la vida útil: la lleva a un 30% menos. En muchas ocasiones se hace necesario ajustar estos valores en función de la luminosidad del ambiente, pero la mayoría de los usuarios prefieren anclar los valores. En los modelos más recientes, los fabricantes están introduciendo propiedades para ajustar automáticamente y para realizar recomendaciones dinámicas según las características ambientales. Para recordar: a mayor valores de brillo y contraste, más se desgasta el televisor.

2) Apagar la TV cuando no hay nadie cerca

Un estudio publicado a fines de 2014 por Samsung Electronics señala que por cada doce horas de encendido, existe en promedio una hora en la cual no hay espectadores presentes. Los fabricantes recomiendan activar el apagado programado especialmente para aquellos usuarios que miran televisión desde la cama. Además de ahorrar energía, apagar las pantallas cuando no se usan tendrá un impacto positivo en la longevidad de estos productos.

 3) Asegurar una buena ventilación

Los electrodomésticos generan calor. Aunque la mayoría de los televisores LED en el mercado local cumplen con normas internacionales de eficiencia en el consumo de energía y poseen diseños avanzados para su refrigeración, es un hecho que necesitan estar ventilados para dispersar la energía que emiten. Algunos usuarios desconocen esta situación y por estética ubican las pantallas en posiciones y ambientes con mínima ventilación. ¿Qué implica? Aumento de la temperatura del sistema y afectación a la vida útil. Como recomendación general, el sistema de ventilación debe contar con una separación mínima de 10 centímetros de otro cuerpo.

4) Revisar el voltaje de la red

Los cambios de voltaje persistentes en el tiempo pueden dañar cualquier dispositivo eléctrico. Se aconseja que se realicen verificaciones de la red en general en forma periódica. Especialmente, es recomendable que un profesional tome en cuenta la interacción con otros equipos que utilizan el mismo toma de energía y, a su vez, verificar el consumo global del hogar. En algunos casos puede ser necesario instalar un regulador especial.